CENAE

Saludo del Comandante
Coronel Walter Adrián Giraldo Jiménez comandante del Centro Nacional de Entrenamiento y Fuerte Militar de Tolemida
Hoy con gran orgullo como soldado del glorioso Ejército Nacional de Colombia, de la mano de Dios nuestro señor, la virgen María, el divino Niño y con la voluntad de mis superiores que hoy me acompañan recibo el Centro Nacional de Entrenamiento en el único y gran Fuerte Militar de Tolemaida.

Orgullo que llevo en el alma pues fue aquí en 1992 una vez egresado de la Escuela Militar de Cadetes fue acá donde recibí el mejor entrenamiento de pequeñas unidades para convertirme en lancero. Posteriormente en 1996 como Instructor entregue todo el entrenamiento especial a los Lanceros y cómo no recordarlo conocí el amor de mi vida; y hoy 24 años después tengo el honor de comandar las unidades de entrenamiento para el combate más prestigiosas del mundo entero.

El reto es grande y no es para menos, los comandantes que me antecedieron han hecho de este Centro Nacional de Entrenamiento el referente mundial en la lucha contraguerrillas, amenazas transnacionales y el crimen organizado.

Asumo esta responsabilidad como la más grande que me pueda dar el ejército en mi carrera militar, la de recibir al soldado después de la guerra sostenida con su cansancio y desgaste normal; y devolverlo a las unidades de combate lleno de mística, fortalecido física y moralmente, y con las destrezas tácticas y técnicas para el desarrollo de todas las misiones en el campo de combate. En pocas palabras entregar una máquina de guerra a las unidades operacionales.

Las directrices desde el Comando del Ejército, nuestro Comando de Educación y Doctirna esta supremamente claras y definidas: el entrenamiento individual, colectivo y de líderes es nuestra tarea diaria; todo focalizado en el hombre, trascendiendo en el mismo. Las estandarizaciones de procesos y la articulación entre las unidades del Fuerte Militar facilitan el avance en forma acelerada ante los requerimientos de nuestros comandantes en las áreas operacionales.

Es acá el único lugar, la única unidad donde todos los oficiales, suboficiales y soldados de nuestro ejército han dejado gotas de sudor plasmado en esta tierra símbolo del esfuerzo para ser más eficientes en el campo de combate.

Es en este grandioso Fuerte, donde se abraza la mística a cada momento, donde el grito y la animación nos hace vencer el temor y ser mas valientes, donde las técnicas, tácticas y procedimientos nos facilitan el cumplimento de la misión, donde el corazón y alma se unen a plenitud al obtener y portar tan anhelados distintivos de combate.

Es acá donde con cada segundo de entrenamiento nos hacemos mas fuertes, con cada disparo mas letales, con cada instrucción y entrenamiento más respetuosos de los Derechos y Humanos, es acá sencillamente en nuestras áreas de instrucción donde blindamos nuestra legitimidad.

Recibo de manos de mi General Raúl Flórez, lancero experto, paracaidista distinguido, instructor de Fuerzas Especiales, Comando terrestre por excelencia, el Centro Nacional de Entrenamiento, lleno de logros y mejoramientos continuos en doctrina, organización, infraestructura, material, capacidades diferenciales, pero quiero hacer un alto aquí porque ahí algo superior a todo esto que hoy recibo: el gran equipo de hombres y mujeres del Fuerte Militar que me entrega; pude observar con detenimiento en cada Escuela el material humano que lo conforman. Sus comandantes en los diferentes niveles, los sargentos mayores y demás suboficiales, nuestros soldados profesionales, bachilleres y regulares y un grupo especial de civiles al servicio de la fuerza que inspiran milicia, ejemplo y mística. no dejan otro camino que trabajar 24 horas día a día por ellos. Que gran equipo de trabajo!

No puedo claro esta, dejar de lado el trabajo incansable de la Doctora Manuelita y las se;oras que conforman el equipo de ANASE quienes a puño cerrado con las unidades del Fuerte trabajaron por mejorar las condiciones básicas de nuestros soldados y familias en el Fuerte. Mil gracias por todo el esfuerzo. Hoy con Lilo, Juancho y Santi mi familia pido autorización al ustedes para unirme a la gran familia de Tolemaida.

Hoy mi General tiene el orgullo como pocos de ir a la primera línea de combate con los hombres que usted mismo entrenó, por esto estamos seguros con la ayuda de nuestro Señor que el éxito en la Fuerza de Tarea Conjunta Omega esta asegurado y que la gloria en el combate sera reflejada en estos soldados que están desarrollando las operaciones militares en el área adelantada.

Agradezco la presencia al alto mando militar y Comandantes que nos acompañan, las autoridades locales y civiles, la reserva activa, mis compañeros del curso Quinto Centenario del descubrimiento de America acá presentes, a todas las familias y personas que laboran y viven en el Fuerte Militar en apoyo a nuestras tropas; gracias por acompañarnos y le pido al Altísimo aportar dentro mi mando con soluciones y decisiones correctas en el cumplimiento de la misión encomendada.

Termino este saludo rindiendo un homenaje especial a los lanceros, paracaidistas, comandos, combatientes que ya partieron; ellos son nuestra motivación diaria para seguir entrenándonos día y noche, a ellos el honor y la gloria, a ellos hasta nuestras propias vidas!

Fuerte Militar de Tolemaida “Donde nacen las victorias militares”

Patria, Honor, Lealtad!

Muchas gracias.